Es una solución para restaurantes y centros de asistencia que permite a los empleados dar una respuesta rápida a las necesidades de los clientes, como solicitar un pedido o servicio, pedir la cuenta en un restaurante, realizar una solicitud de asistencia para personas mayores o con poca movilidad…

Consiste en un sistema inalámbrico con un pulsador para los usuarios que transmite una señal automática y discreta. El aviso llega a los empleados a través de un localizador de pulsera o pantalla y de este modo, la petición de cualquier servicio se puede atender de forma inmediata.

La cobertura es máxima en todo el establecimiento y garantiza una atención rápida y de calidad para los clientes. La instalación es muy sencilla y requiere muy poco espacio.