Entradas

Las soluciones para salas de reuniones de Logitech permiten tener sistemas preconfigurados para salas pequeñas, medianas y grandes. En cualquier momento se puede organizar una reunión con ayuda de Logitech Tap, que ofrece integración de calendario, uso instantáneo de contenido compartido y participación mediante simple pulsación. Están preconfigurados con software optimizado para Google Meet, Microsoft Teams y Zoom Rooms.

Soluciones para salas pequeñas

Incluye la cámara para conferencias Logitech Meetup todo en uno con cámara ultra HD 4J con zoom HD 5X, lente panorámica/inclinación robotizada y sistema de altavoces de gama completa. La instalación es despejada gracias al cable USB Logitech Strong de 10 m que permite conectar el Tap a un PC.

Soluciones para salas medianas

Incluye la cámara para videoconferencias Logitech Rally, un altavoz y una base de micrófono además del Logitech Tap. Ofrece una experiencia de usuario mejorada gracias a las tecnologías Logitech RightSense integradas en Rally. RightSight encuadra a los participantes, sin importar la distancia respecto a la lente. RightLight da prioridad a los rostros sobre el entorno y RightSound mejora la claridad de la voz, suprimiendo el ruido de fondo, nivelando las voces y centrándose en los hablantes activos para mejorar las reuniones.

Soluciones para salas grandes

Incluye la cámara para videoconferencias Logitech Rally, dos altavoces y dos bases de micrófono además del Logitech Tap. Permite ampliar hasta 7 bases de micrófono dependiendo del tamaño de la sala, cada base aporta cobertura para 6 participantes. Los dos altavoces proporcionan un excelente sonido en salas de gran tamaño. Un sistema de suspensión elimina casi por completo las vibraciones que atraviesan paredes, soportes y mesas mejorando la cancelación de eco.

Ofrecer a nuestros clientes la visión de marca que queremos transmitir es fundamental.

Queremos tener visibilidad en cuantos más canales mejor: medios tradicionales como pósteres, publicidad en prensa, radio, TV, redes sociales… Todos queremos estar en Facebook, Twitter, tener imágenes en Instagram o incluso tener nuestra empresa en Linkedin.

Y esa unión de canales tradicionales y redes sociales lo gestionamos como algo natural.

¿Y qué deberíamos hacer para gestionar dinámicamente lo que queremos transmitir al cliente que nos visita o que visita ubicaciones donde tenemos presencia?

Para responder a esa pregunta disponemos de la cartelería digital.

Disponer de una pantalla donde mostrarnos al visitante nos permite generar marca. Enseñar quiénes somos, qué ofrecemos y tomar decisiones sobre esa información.

La información a enseñar puede depender de franjas horarias, de días de la semana o de las necesidades puntuales o temporales. Así podemos informar regularmente de nuestros productos o servicios a la vez que en horarios/días específicos mostrar información adaptada.

Los soportes para cartelería digital pueden variar en tamaño (desde las 7 pulgadas de un formato tableta), pasando por grandes formatos en pantallas de 100″ o en paneles LED de cualquier dimensión, así como creando videowalls con la unión de múltiples pantallas. Las proporciones más habituales son 4:3, 16:9 y 16:10 tanto en vertical como en horizontal, aunque el límite lo define la necesidad y creatividad en cada proyecto.

¿Qué complementa el hardware para crear la solución?

  • El software de gestión: la herramienta que permite gestionar los contenidos. Son genéricamente CMS (Content Management System) que se adaptan a los requerimientos de la cartelería digital: calendarios de programación, gestión remota del contenido y los dispositivos, agrupaciones para lanzar la información a diferentes equipos en función de los criterios necesarios (ubicación geográfica, distribución dentro del edificio…)
  • El contenido: estamos vendiendo marca; nuestra imagen. Disponer de imágenes o vídeos adecuados al propósito que perseguimos es fundamental. La calidad de estos es igualmente importante ya que, en la mayoría de los casos, los soportes son de gran tamaño y eso requiere de criterios de calidad, compresión y definición acordes.
  • Servicios: posiblemente los grandes olvidados en un proyecto de cartelería digital. Las adaptaciones de los elementos multimedia, la ubicación de estos, las frecuencias y duraciones, la supervisión del estado de los soportes, la homogeneidad de imagen… son necesidades básicas que llevan el proyecto al éxito y que no deben descuidarse.

Es una solución para restaurantes y centros de asistencia que permite a los empleados dar una respuesta rápida a las necesidades de los clientes, como solicitar un pedido o servicio, pedir la cuenta en un restaurante, realizar una solicitud de asistencia para personas mayores o con poca movilidad…

Consiste en un sistema inalámbrico con un pulsador para los usuarios que transmite una señal automática y discreta. El aviso llega a los empleados a través de un localizador de pulsera o pantalla y de este modo, la petición de cualquier servicio se puede atender de forma inmediata.

La cobertura es máxima en todo el establecimiento y garantiza una atención rápida y de calidad para los clientes. La instalación es muy sencilla y requiere muy poco espacio.

El servicio se llamará WhatsApp Pay y de entrada parece que sólo permitirá el pago entre usuarios al estilo de otros servicios como Twyp o Byzum.

Hay que reconocer que un servicio así en manos de una herramienta como WhatsApp y sus millones de usuarios podría establecer un nuevo uso de las microtransferencias.

Parece ser que las primeras pruebas van a empezar en la India para luego ir extendiéndose al resto de países de forma gradual; para ello se deberá de contar con las entidades financieras de cada país. Luego cada usuario deberá configurar WhatsApp y validar sus datos para tener el servicio disponible.

Para poder tener el servicio en nuestro smartphone sólo deberemos mantener la versión más actualizada de la App a partir de que esté disponible en nuestro país.

Si a esta noticia añadimos la apuesta por WhatsApp Business para hacer llegar la herramienta a los negocios para contactar con sus clientes, no es estraño pensar que ambos movimientos están orientados a permitir las relaciones comerciales y los pagos entre usuarios y empresas directamente desde la propia aplicación.

Google se meterá de lleno en el goloso pastel de las ventas online de viajes, un pastel donde los que están ya en pugna se verán amenazados por la llegada de este nuevo competidor.

Google ya tiene servicios y apps relacionados con el mundo de los viajes. Hace unos meses que está disponible en España su Trips, una App para preparar los viajes a partir de las informaciones que recoge de varías formas, por ejemplo, al llegar a nuestro correo una confirmación de reserva. Ahí podemos encontrar desde guías hasta las recomendaciones de los usuarios extraídas de los servicios de Google donde los usuarios valoran los sitios que visitan, como es el caso de Google Maps.

Si a eso añadimos su reciente anuncio oficial de que serían capaces de anunciar retrasos en los vuelos a través de su servicio Google Flights antes que la propia compañía aérea, el interés por el negocio en este sector es claro.

Nuestra apuesta es que Google Viajes (Trips) aglutinará esas piezas aún dispersas para convertirse en la herramienta para planificar todo el ciclo de nuestros viajes: las compras de billetes de hotel, alquiler de coches, entradas para visitas…, la planificación de todo el viaje con los lugares que visitar, los restaurantes donde comer, los mejores horarios en cada caso… y además, estar informados por ejemplo, de posibles cambios o incidencias en el vuelo.

Atentos, Google va a por otro sector de negocios y eso supondrá la adaptación de los participantes ante la demanda de los usuarios, ávidos de la simplificación con la ayuda del gigante de la web.